Resumen de la historia de Uruguay | Todo lo que debes saber

En la época colonial Uruguay estuvo ocupado por españoles, portugueses, argentinos y brasileños. A pesar de dicha influencia la historia de Uruguay muestra que, se mantuvo austera a la modificación de su cultura. Incluso, hoy Montevideo se erige como la mayor y única gran ciudad del país. Lo que indica que, aún tiene mucho margen de desarrollo por delante.

Uruguay una nación centenaria 

Uruguay una nación centenaria

Su ubicación está enmarcada entre Brasil y Argentina, hacia el sur con el océano Atlántico, zona que marcará sucesos futuros en la historia de Uruguay. Unos años después del descubrimiento de América, en 1516 un marinero español Juan Díaz de Solís, navega por el Río de la Plata y se adentra en el río Uruguay. Esta expedición no tuvo mayor trascendencia, ya que los indígenas charrúas le dan muerte. A los años, otras expediciones bordeaban la frontera del Río de la Plata y fue allí, del lado argentino, en donde establecieron finalmente una gobernación.

Descubrimiento y colonización  

Luego de un siglo después, fueron los portugueses quienes al navegar en Río de la Plata, establecen del lado uruguayo, la primera colonia llamada Sacramento. El territorio y dicha colonia pasó por una etapa transitoria en donde perteneció varias veces España y al virreinato de Perú. Finalmente, en el año 1777 es donde España la acoge definitivamente.

Para lograr la hegemonía sobre el territorio, el nombrado gobernador Bruno Mauricio de Zabala, quien echó a los portugueses y controló las incursiones de los franceses, estableció y fortificó un poblado en Montevideo, y con los años se convirtió en la capital en el estado de la frontera. Mientras que, los territorios en el otro lado fronterizo eran formalizados en dependencias.

Para el siglo XVIII Montevideo se había convertido en un centro de comercio, y se dieron los primeros movimientos independentistas en la historia de Uruguay, en donde Montevideo quedo desligada de Buenos Aires.

Independencia de Uruguay

Toda independencia tiene un caudillo y en la historia de Uruguay fue José Gervasio Artigas, quien guío la rebelión venciendo a los españoles en la batalla de Las Piedras. Y en el año 1814 toman Montevideo y se inicia el período de independencia ante las amenazas de Argentina y Brasil por expandir su territorio.

Aunque lograron contener la presión argentina, no se logró el objetivo en la otra frontera. Desde allí, Brasil incursionó y luego de 4 años de batalla toma Montevideo y la nombra la Provincia Cisplatina, y esta quedó bajo el dominio de Reino Unido y Portugal.

Luchas por la independencia Uruguaya

Posteriormente, en 1825 desde Argentina se conformó una expedición de exiliados uruguayos, quienes penetran las fronteras y revolucionan el país. Los uruguayos y argentinos logran contener y liberarse de Brasil en la batalla de Ituzaingó. A su vez, el imperio británico formaliza un acuerdo de paz, para que los poblados fronterizos en el río se mantuviesen independientes. De igual modo, para que Argentina y Brasil cesaran sus intenciones de anexarse el territorio.

La historia de Uruguay sigue acompañada de intereses de imperios europeos. Y Gran Bretaña emitía acuerdos para la independencia de Uruguay, mientras visualizaba este territorio como ruta de influencia. 

Uruguay y su constitución

El año 1830 es una fecha importante en la historia de Uruguay. Ese año se oficializa su primera constitución, se da formalidad a movimientos políticos. Luego, se produce una guerra de 5 años entre Uruguay y Paraguay, la cual da paso, a un gran enfrentamiento civil dentro del mismo país.

Otro personaje notable en la historia de Uruguay es José Batlle y Ordóñez. Durante sus dos mandatos como presidente logró establecer leyes que rigieran el ámbito social del país. Asimismo, con el cese de los conflictos muchos exiliados y profesionales regresaron al país y le dio rumbo a una época mejor, asimismo, logró una reforma constitucional.

La dictadura se hace presente en Uruguay

La democracia llega a Uruguay

La nueva constitución y la creación de un consejo nacional administrativo daban sus frutos. Sin embargo, con la llegada de la gran depresión y la imposición que esta ejercía, Uruguay cae en una dictadura promovida por Gabriel Terra, quien inhabilita la constitución y el poder ejecutivo.

A pesar de la llegada de la segunda guerra mundial, la situación del país se estabiliza, ya que se vuelve a dar atención al agro y el crecimiento económico se hace patente. En el año 1951 la historia de Uruguay retoma su camino de contar con un poder ejecutivo bajo el mandato de Andrés Martínez Trueba. Pero, años más tarde se agudiza una crisis en el país, la cual desemboca en un cambio de gobierno en el año 1964.

En el año 1966 se reforma de nuevo la constitución y se retoma la figura de presidente. Cargo en el que queda elegido Óscar Gestido. Sin embargo, la crisis dejo heridas profundas y una revuelta laboral lleva al país a espiral de confrontaciones. Caracterizado por la agitación de movimientos políticos y guerrilleros, y represión por parte de los que se hacían con el poder.

La democracia llega a Uruguay                          

Toda la presión acumulada en estos últimos 20 años de la historia de Uruguay obligó a un llamado de elecciones, en donde queda electo Julio María Sanguinetti. Se crea un proceso de reconciliación nacional y amnistía para los militares envueltos. Además, se realizan varias reformas en el marco democrático lo que permite que este país retome un proceso más calmado. Asimismo, es clasificado en la última década como el país con el índice democrático más alto de la región en la historia de América.

En resumen, la historia de Uruguay abarca un periodo histórico muy interesante. Es un país que desde siglos ha basado su economía en el agro, de allí se desprenden parte de su cultura y tradiciones.